Inicio » Economía » 2017 llega con una recuperación del crecimiento y la inflación más baja en ocho años.

2017 llega con una recuperación del crecimiento y la inflación más baja en ocho años.

Después un recesivo 2016, cuyo piso de actividad se registró en el tercer trimestre, los análisis económicos prevén una mejora en la mayoría de los índices.

La imprevista salida del cargo del ministro de Hacienda y FinanzasAlfonso Prat Gay fue un corolario adecuado para graficar lo que significó 2016, un año que será recordado por la caída generalizada de la actividad económica, la inflación más alta desde 1991 y un déficit fiscalque se mantuvo irreductible.

Ninguna de estas variables negativas fue anticipada en su debida proporción por los funcionarios ni los analistas económicos. Por eso, lospronósticos más favorables sobre 2017 son ahora recibidos con algo de escepticismo.

Sin embargo, muchas de las iniciativas oficiales, de las que Prat Gay fue ejecutor, sientan bases para un mejor desempeño de la economía en el futuro próximo, como la liberación del mercado de cambios, la regularización de la deuda y la reducción de barreras comerciales.

Todo indica que en 2017 va a haber crecimiento económico en torno a 3%, traccionado por el agro, la obra pública y el consumo, al hacerse efectiva la reparación histórica a jubilados. En el mejor de los casos, la actividad recuperará el nivel del pico del ciclo anterior, en 2011. Habrán transcurrido seis años para estar, prácticamente, en el mismo lugar.

Un informe de Invecq Consultora Económica detectó que en el tercer trimestre de 2016 el PBI cedió apenas 0,2% respecto del período abril-junio, en una clara desaceleración de la caída, como para avizorar un período de crecimiento en el corto plazo. “Este hecho es una noticia positiva, ya que implica que la caída de la economía habría finalmente tocado su piso”, indicó.

“Si bien la variación intertrimestral es negativa, el número está muy cercano a cero y representa un virtual estancamiento más que una caída”, agregó Invecq.

Un informe de Inversor Global enfatizó que muchos sectores aprovecharán en 2017 “mejoras reales en la productividad”, derivadas de la reducción de impuestos y trabas a la exportación (cepo, retenciones, ROE), “mejor calidad institucional” por más libertad económica y mejor clima de inversión, y una mayor integración con el mundo.

“En este marco de nuevas políticas económicas, vemos un escenario optimista con un crecimiento de la actividad económica de 4%, y uno menos optimista de 3% en 2017. La actividad económica avanzará en 2017 producto de la recuperación de los sectores anteriormente castigados de la economía, y también por la recuperación del consumo producto de la baja de la inflación”, consideró el análisis de Inversor Global.

Eventualmente, un 3% de aumento del PBI en 2017 representará elcrecimiento anual más alto desde 2011. “La economía cerrará el año con una caída cercana al 2 por ciento. La recuperación económica sólo está presente en algunos pocos sectores. En 2017 la economía crecerá en torno al 3% aunque producto de un año electoral y la ventaja estadísticade dejar atrás un año de crisis. La mejora del salario real es clave para recomponer el consumo, e incentivar la producción y la inversión”, resumióCarlos Belloni, especialista del IAE Business School de la Universidad Austral.

PROCESO DE “DESINFLACIÓN”

El nuevo ministro de Hacienda Nicolás Dujovne destacó que “el logro del equipo del presidente Macri en el segundo semestre (de 2016) fue bajar lainflación a un promedio de 1,5% por mes”, rango que estimó “a un ritmo del 19,6% anualizado, muy cerca de la meta ya del Banco Central para el año que viene, que es de 17 por ciento”.

Argentina mantendrá una elevada tasa de inflación cercana al 20% en 2017. Aún así, no es un dato menor: será la inflación más baja desde 2009, cuando los estudios privados la situaron en un 16%, frente al 7,7% anual calculado por el INDEC, entonces intervenido.

“Pese a los esfuerzos del Banco Central por desacelerar el incremento sostenido en el nivel general de precios, aún le queda la tarea más difícilde realizar: romper con la barrera psicológica del 25% anual”, consideró Invecq.

Con la vista puesta en las elecciones legislativas de octubre próximo, serán los indicadores sociales los de mayor peso. Allí el Gobierno tiene un desafío muy grande: evitar que crezca el desempleo, que el INDEC ubicó en el 8,5% de la población activa, y reducir el “nivel de pobreza cercano al 30%”, según declaró Dujovne.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*