Inicio » Destacados » Casa Rosada logró que se apruebe la Reforma Previsional

Casa Rosada logró que se apruebe la Reforma Previsional

La Cámara Baja del Congreso debatió más de 12 horas la ley impulsada por el oficialismo y que contó con el apoyo de un ala del PJ este martes para aprobarse. El lunes hubo graves hechos de violencia al mediodía, pero por la noche de realizaron cacerolazos en distintos puntos del país en rechazo a la reforma.

Los gases lacrimógenos volvieron a atravesar las anchas paredes del Palacio Legislativo. La postal que hace menos de una semana lamentó todo el país se replicó con más fuerza: corridas, incidentes, heridos. La tarde caía y la noche tornó en cacerolazos. Uno, cinco, treinta. En distintos puntos de la Capital Federal y el interior del país.

Con ese telón de fondo, y en una de las sesiones más tensas de las que se tenga memoria, el interbloque Cambiemos clausuró el capítulo más importante de la ola reformista y logró convertir en ley el cambio en el cálculo de las jubilaciones.

El proyecto que ya había aprobado el Senado obtuvo 128 votos a favor, 116 en contra y 2 abstenciones. Fue tras una sesión maratónica -casi 17 horas-, donde el oficialismo consiguió el apoyo vital de Argentina Federal, el interbloque base de los diputados que representan a los gobernadores peronistas. Los mismos que, minutos antes del debate, se fotografiaron con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, para sellar el acuerdo sobre la nueva fórmula jubilatoria.

Tras acordar un bono para compensar la merma trimestral que generaba la nueva ley, los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Valdés (Corrientes), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Hugo Passalacqua (Misiones) garantizaron los votos de sus diputados. El rechazo del Frente para la Victoria-PJ, el massismo, la izquierda y otras fuerzas fue enérgico y cerrado. Pero no suficiente.

Con la flamante ley, el nuevo cálculo de las jubilaciones se hará en base al índice inflacionario (70%) y a la variación salarial (30%). Dado que la actualización será cada tres meses en lugar de cada seis, los jubilados que cobren menos de 10 mil pesos -más del 70% del total- cobrarán un plus por única vez en marzo, para compensar el “empalme”. Además, la norma garantiza el 82% móvil para los haberes que estén por debajo del salario mínimo, y habilita a trabajadores del sector privado, tanto hombres como mujeres, a jubilarse por opción a los 70 años.

“Tenemos la conciencia tranquila”, afirmó el presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, Eduardo Amadeo, al abrir el debate, que inició alrededor de las 19. Y es que buena parte de la sesión transcurrió entre cuestiones de privilegio y mociones de la oposición para levantar el plenario. Hasta se votó afirmativamente un cuarto intermedio, propuesto por el FpV-PJ, que insumió media hora. Superado ese lapso, y pese a las quejas, Cambiemos decidió continuar.

Finalmente la votación se llevó a cabo a las 7.05, tras una extensa sesión en la que predominaron los discursos críticos hacia la reforma.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*