Inicio » Destacados » Masivo cierre de comercios en La Rioja por la crisis

Masivo cierre de comercios en La Rioja por la crisis

Los rubros más afectados son:  lencería, ropa infantil, pinturería, joyería, equipos para celulares, motos, ropa y accesorios femeninos, óptica, tatuajes, peluquería, zapatos y tecnología. El Centro Comercial estimó un 30 % de locales comerciales minoristas cerrados. El problema está en todo el país (La Pampa, Salta, Santa Fe, por la crisis económica desatada en el Gobierno de Macri).

Un recorrido por el centro de la ciudad deja al descubierto el aumento de los locales comerciales vacíos, a la espera de que algún espíritu emprendedor se anime a alquilarlos.

Lo llamativo es que el aspecto desolador de las persianas bajas o las vidrieras cubiertas avanza sobre ubicaciones tradicionalmente cubiertas, muy visibles y transitadas. Ventajas que hoy parecen débiles frente a la crisis que atraviesa el sector..

Hace pocos días, desde el Centro Comercial e Industrial de La Rioja, se difundió la preocupación por la notable cantidad de locales comerciales que en los últimos meses decidieron cerrar sus puertas por la falta de ventas y el aumento en los costos fijos. Un cálculo aproximado arrojaba un 30 por ciento de espacios desocupados en el microcentro de la ciudad.

Galerías, calles y avenidas adyacentes a la plaza 25 de Mayo, incluso en las peatonales frente al mismo paseo principal dejan ver vidrieras desiertas, o cubiertas con papeles y carteles de disponibilidad. En algunos casos, se conservan viejos anuncios de liquidación, en porcentajes por demás aprovechables pero que ni aún así impidieron el cierre.

El transcurrir de temporadas y la permanencia de esas leyendas entusiastas y coloridas adheridas a las vidrieras habla a las claras de que el vacío, sin que  llegue un nuevo ocupante al local, se prologa ya por varios meses. Igual ocurre con los carteles que colocan las inmobiliarias y que de a poco comienzan a perder firmeza horizontal.

El rubro importa poco: de vereda en vereda, EL INDEPENDIENTE dio con espacios que antes ocupaban la venta de lencería, ropa infantil, pinturería, joyería, equipos para celulares, motos, ropa y accesorios femeninos, óptica, tatuajes, peluquería, zapatos, tecnología, más ropa, y hasta el local de una conocida consultora especializada en ofrecimiento de puestos de trabajo, sólo por nombrar algunos comercios ausentes en torno a la plaza. La caída en el consumo de productos y la demanda de servicios hizo muy pocas excepciones.

El comercio minorista, uno de los principales motores de actividad económica en la Provincia y que, a su vez, se nutre del circuito que echa a andar la gran palanca del empleo estatal, no la está pasando nada bien. Se trata de un crisis que no sólo provoca alarma en La Rioja: meses atrás se contabilizaron 350 locales vacíos en el centro de Salta, en General Pico (La Pampa) se detectaron 235 y un relevamiento de hace pocos días en Santa Fe dio cuenta de 851 locales en esa condición, la cifra más alta desde 2015.

Fuente : elindependiente.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*