Inicio » Deporte » Con una victoria épica, River hizo historia en Brasil y está en la final

Con una victoria épica, River hizo historia en Brasil y está en la final

River en Porto Alegre remontó un 0-1 y en los últimos diez minutos del partido lo dio vuelta con un tanto de Rafael Borré y un gol de penal de Gonzalo Martínez. De esta manera, clasificó a la final de la Copa Libertadores.

Tal y como sucedió el martes pasado en el Monumental, Gremio le cedió la pelota a River, resignó atacar y apostó por contragolpear. Y el Millo, a comparación con lo que ocurrió en el 0-1, logró generar varias situaciones de gol en la primera parte.

En el comienzo, y tras un sensacional pase de Juan Fernando Quintero, Rafael Borré definió aunque con muy poca dirección. El remate pasó lejos del arco de Marcelo Grohe, pero la advertencia fue muy buena.
Incluso, Leonardo Ponzio se animó a probar desde afuera del área. El arquero rival respondió y envió la pelota al córner. Poco tiempo después, Exequiel Palacios volvió a avisar para River con un disparo que se fue apenas al lado del palo. Sí, en 12 minutos, El Más Grande ya era un claro dominador del juego en Porto Alegre.

A los 22 minutos, el conjunto comandado por Matías Biscay -Marcelo Gallardo no pudo dirigir debido a la suspensión de la Conmebol- recibió una pésima noticia: Leonardo Ponzio sufrió un problema muscular y pidió el cambio. Enzo Pérez hizo una rápida entrada en calor y entró en su lugar.

Si bien el golpe por la lesión del capitán fue duro, La Banda continuó atacando. De hecho, la primera media hora de juego fue todo un monólogo del Millonario, que cada vez que llegó a tres cuartos de cancha intentó que cada jugada finalice en el arco de Grohe.

A los 27, Palacios -uno de los mejores en River- envió un potente disparo que casi roza el palo derecho de Grohe. A esta altura, el Millo merecía al menos convertir un gol…

Sin embargo, y por esas cuestiones increíbles que tiene el fútbol, Gremio se encontró con un gol. Fue un premio demasiado grande para un equipo que no generó peligro durante 35 minutos y que apenas había pateado una sola vez por medio de Alisson. Tras un córner, la pelota dio en un hombre de River, Leo Gomes se encontró con una pelota en la medialuna del área y puso el 1-0.

El equipo de Gallardo lo sintió como si fuera un baldazo de agua fría. Fue durísimo porque, no sólo no supo reaccionar en lo que restó del primer tiempo sino también en la segunda etapa, donde careció de ideas para poder doblegar a la defensa rival.

Poco pudo hacer el Millonario en la segunda mitad. A pesar de los ingresos de Gonzalo Martínez por Ignacio Fernández y de Ignacio Scocco en lugar de Quintero, al Más Grande se le hizo muy difícil encontrar el camino para generar el peligro de la primera parte.

Creer o reventar, y luego de todo el tiempo que el Tricolor hizo para enfríar el partido, River encontró un gol por medio de un cabezazo de Rafael Borré en el minuto 81. Pero, tan sólo seis minutos más tarde, Bressan puso la mano tras una volea de Scocco. Inmediatamente, Cunha fue informado por los asistentes del VAR, salió del campo para chequear la pantalla y cobró penal.

Luego de varios minutos de demora, Gonzalo Martínez se hizo cargo del remate y cambió el penal por gol para desatar la locura no sólo de los 4.000 fanáticos que estuvieron en Porto Alegre sino de casi todo el país.

Jugando un gran primer tiempo, y un segundo con más coraje que fútbol durante los últimos minutos, River le ganó 2-1 a Gremio y está en la final de la Copa Libertadores de América. Este equipo está capacitado para hacer historia. Ojalá todo termine como en el 2015…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*